logo
AdobeStock_364884718.jpeg

Cómo ahorrar para la universidad de mis hijos

Todo padre sueña con darle a sus hijos el mejor futuro posible. Para muchos, esto incluye proveerles una educación universitaria que les asegure un buen porvenir. Aún cuando los hijos son chicos y su carrera universitaria se siente lejana, es importante empezar a planear con años de antelación.

Calcular la cantidad que necesitamos ahorrar para la universidad es complicado. Los costos universitarios varían de una institución a otra. Además, existen varios tipos de ayuda económica que, de ser elegibles, podrían aprovechar. Con la ayuda de nuestra guía, usted podrá calcular cuánto debe ahorrar para la educación superior de sus hijos y, de esta manera, allanarles el camino para un futuro exitoso.

¿Por qué es importante ahorrar para la universidad?

Hoy en día, los costos universitarios son altos; pero esto no significa que la educación superior esté fuera del alcance de sus hijos. Con tiempo y una planeación adecuada, usted puede implementar un plan de ahorros que contribuya al éxito profesional de sus hijos.

Al tener los gastos universitarios cubiertos, los estudiantes pueden concentrarse en su desarrollo académico. Además, esto les permite empezar una vida adulta libre de deudas y con mejores oportunidades.

¿Cuánto debo ahorrar para la universidad de mis hijos?

Es importante recordar que los costos universitarios varían, dependiendo de la escuela que sus hijos elijan. Si bien es cierto que la educación superior es cara, un título universitario tiene un valor más allá de su costo ya que ofrece más oportunidades profesionales a futuro. Esta es una gran motivación para empezar a prepararse temprano, mientras sus hijos aún están pequeños y usted tiene tiempo para ahorrar.

Investigue el precio de las universidades

Si los ahorros universitarios son una meta para usted y su familia, el primer paso para lograr este objetivo es investigar el precio de las universidades. Con una cifra definida, es más fácil medir su progreso y mantenerse motivado a lograrlo.

Cuando los hijos son pequeños, no hay manera de saber a qué universidad van a ir. ¡Faltan muchos años para descubrir sus intereses académicos y preferencias escolares! Sin embargo, los padres pueden usar los precios promedio de las universidades para crear un plan de ahorros bastante efectivo y ajustado a los costos reales de una educación superior.

¿Cuáles son esos precios? De acuerdo a un estudio realizado por el Departamento de Educación, el costo promedio de una universidad pública en EE.UU. es de $18,383 . Este mismo estudio indica que las universidades privadas tienen un precio promedio de $47,419.

¿Cuánto debo ahorrar al mes?

Una vez que haya investigado el precio aproximado de la educación superior para la que quiere ahorrar, deberá hacer un plan mensual de ahorro. Asumiendo que su bebé acaba de nacer y que usted no tiene nada de ahorros todavía, hemos realizado cálculos para dos universidades como ejemplo. En nuestras muestras, usamos los precios de la universidad de Harvard y también un costo aproximado de una universidad pública local promedio.

Con todos estos datos, es posible calcular cuánto debe ahorrar al mes para cubrir los gastos universitarios de sus hijos en 18 años. También asumimos que los precios de cada escuela tendrán un incremento anual de 3.5% y 4.5% respectivamente. Esto nos dará un costo de matrícula realista para el año en que sus hijos asistan a la universidad.

La siguiente tabla desglosa los costos de un año escolar en la universidad de Harvard, de acuerdo a su página web (contenido disponible únicamente en inglés):

Concepto

Costo durante el año escolar 2021-2022

Matrícula

$51,143

Tarifas

$4,444

Alojamiento

$11,705

Alimentación

$7,236

Subtotal

$74,528

Gastos Personales Aproximados (incluye $800-$1,000 en libros)

$3,500

Gastos Aproximados de Viajes

$0-$4,150

Costo Total

$78,028-$82,178

Además de estos gastos, los estudiantes deben de contar con un seguro médico privado o comprar el seguro de la universidad. El costo de este plan es de $4,040 para el año escolar 2021-2022; pero como muchos estudiantes usan su propio seguro médico, hemos omitido este egreso en nuestro ejemplo.

Usando los precios actuales de Harvard, podemos calcular cuánto costaría la carrera completa de sus hijos en unos 18 años. Podemos también comparar estos precios con el costo promedio de una universidad local de acuerdo al Departamento de Educación:

Universidad

Precio 2021-2022

Años de Carrera

Años para Iniciar

Incremento Anual

Harvard

$82,178

4

18

3.5%

Universidad Pública

$18,383

5

18

4.5%

Así como los precios asociados a la educación suben cada año, también sus inversiones crecerán en valor. El crecimiento de su cuenta dependerá de las condiciones de mercado y el grado de riesgo que usted decida tomar. Para nuestro ejemplo, hemos usado una tasa de interés conservadora del 5%.

Con un crecimiento anual del 5% y 18 años por delante, necesitaríamos ahorrar $1,626 al mes para poder pagar los cuatro años de carrera de un hijo en Harvard.

Si la meta es financiar el costo de una educación superior pública, necesitaríamos ahorrar $368 al mes durante 18 años. A diferencia del anterior, este cálculo asume 5 años de estudios y un incremento anual del 4.5% en los costos.

Tipos de cuentas de ahorro universitario

Article Image

Con una cifra de ahorro mensual en mente, es momento de abrir una cuenta para lograr su meta. Existen varios tipos de cuenta de ahorro universitario y es importante saber las diferencias y beneficios de cada uno para encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades y objetivos. A continuación, le presentamos los tipos de cuenta más populares entre los padres que buscan ahorrar para los estudios superiores de sus hijos.

Planes 529

Diseñados especialmente para cubrir gastos universitarios, los planes 529 son cuentas de inversión patrocinadas por un estado. Usted puede invertir en el plan de cualquier estado, aunque algunos ofrecen beneficios de impuestos para sus residentes. La mayoría de estos planes requieren de un Número de Seguro Social (SSN, por sus siglas en inglés) o un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, existen dos tipos de planes 529. El primero es un plan de ahorro 529, donde usted puede hacer depósitos que se invierten para generar intereses. Con este tipo de plan, sus hijos podrán pagar las cuotas de la universidad que hayan elegido haciendo uso del capital invertido más los intereses acumulados.

Estos son algunos de los beneficios de un plan de ahorro 529:

  • Los intereses generados por la cuenta son libres de impuestos.
  • Los fondos pueden ser usados en cualquier universidad.
  • El dinero ahorrado se puede usar para matrícula, libros, y otros gastos escolares.
  • Puede abrir su cuenta en cualquier estado, aunque no sea residente del estado patrocinador.

El otro tipo de plan 529 es el de matrícula prepagada. Al invertir en estos planes, usted compra créditos universitarios a precios de hoy, para que sus hijos los usen en el futuro. Estos créditos son para una universidad en particular; pero, si su hijo decide estudiar en otra escuela, existen maneras de transferir su dinero.

Los métodos de pago para un plan 529 de matrícula prepagada son:

  • un pago adelantado por la suma total;
  • un plan de pago a cinco años; o
  • en pagos mensuales fijos.

Cuentas de Ahorro para la Educación Coverdell

Las Cuentas de Ahorro para la Educación (ESA, por sus siglas en inglés) Coverdell son cuentas fiduciarias o en custodia para pagar gastos de enseñanza superior. De acuerdo al sitio web del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), estos son los requerimientos para abrir una cuenta ESA Coverdell:

  • El beneficiario debe de ser menor de 18 años o ser un beneficiario con necesidades especiales al momento de abrir la cuenta.
  • La cuenta se debe designar como ESA Coverdell desde un principio.
  • La cuenta debe estar establecida y regida por un documento escrito con características especiales.

Aunque los fondos crecen libres de impuestos, es importante señalar que las cuentas ESA Coverdell no representan beneficios tributarios para los contribuyentes. Otro dato a tomar en cuenta es que el monto máximo de contribuciones es de $2,000 por año.

Consiga ayudas económicas

Además de los ahorros, los estudiantes universitarios pueden ser elegibles para otros tipos de ayuda financiera. Estas ayudas incluyen becas y subvenciones y préstamos del gobierno. Es importante conocer todas las opciones disponibles, ya que estas pueden cubrir algunos de los costos universitarios de sus hijos o suplementar los ahorros familiares.

Becas

Las becas universitarias son una gran fuente de ayuda para financiar la educación superior. Pueden ser patrocinadas por instituciones privadas, organizaciones no gubernamentales o la universidad misma. Algunas becas se otorgan por mérito académico, otras por logros deportivos y algunas más como apoyo a grupos marginados.

El Departamento del Trabajo ofrece una herramienta de búsqueda donde los estudiantes y sus familias pueden encontrar información sobre becas y premios disponibles.

Subvenciones

Ciertos programas universitarios califican para subvenciones federales y estatales que los estudiantes no necesitan pagar de vuelta. Si sus hijos tienen interés en obtener una educación superior, pueden usar el sitio web gubernamental grants.gov para presentar su solicitud (contenido disponible únicamente en inglés).

Si necesita ayuda para escribir una propuesta de subvención, esta guía de la universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill indica los pasos a seguir y ofrece consejos útiles para completar el proceso.

Préstamos

El gobierno de EE.UU. ofrece préstamos federales para aquellos estudiantes que demuestren necesidad económica. Estos fondos deben de ser pagados de acuerdo al plazo indicado e incluyen una tasa de interés que varía dependiendo de la situación de cada estudiante. Para solicitar un préstamo, puede visitar la página web de la Solicitud Gratuita para Ayuda Financiera Federal (FAFSA, por sus siglas en inglés).

Aquellas personas que no califiquen para préstamos federales pueden solicitar un préstamo personal a alguna institución financiera. El monto y los términos de dicho préstamo dependerán de su historial crediticio.

Consejos para ahorrar para la educación de sus hijos

¡Ahorrar para la universidad de sus hijos está a su alcance! Con estos consejos, su esfuerzo puede contribuir al crecimiento académico y al futuro profesional de sus hijos.

Empiece a ahorrar cuanto antes

Mientras más tiempo tenga para crecer sus ahorros, mejor. Si empieza a ahorrar cuando sus hijos son muy pequeños, podrá apartar una cantidad más baja cada mes a sabiendas de que tiene el tiempo de su lado. A la larga, esta estrategia le permitirá invertir más capital y recibir más intereses.

Recorte gastos innecesarios

Si la idea de ahorrar todos los meses parece difícil, es momento de revisar su presupuesto familiar. Recuerde que los ahorros universitarios pueden cambiar el futuro de sus hijos y este es un sacrificio que bien vale la pena.

Algunos gastos que son fáciles de reducir son: la televisión por cable, las comidas fuera de casa y las suscripciones mensuales a servicios no indispensables. Estos egresos se conocen como gastos discrecionales, ya que se pueden ajustar a su discreción; a diferencia de su renta, la alimentación de su familia y otros costos fijos que son necesarios para la vida diaria y no se pueden reducir o eliminar.

Asesórese en finanzas

La ayuda de un asesor financiero puede cambiar el futuro económico de toda su familia y, por consiguiente, el rumbo académico de sus hijos. Estos expertos tienen el conocimiento y la experiencia que usted necesita para crear un plan financiero que se adapte a sus necesidades mientras maximiza sus ganancias. Con su ayuda, es posible utilizar las herramientas bancarias que están a su disposición para transformar sus finanzas personales y alcanzar sus metas.

Sin embargo, antes de contratar un asesor financiero es buena idea pedir recomendaciones de conocidos y hacer sus propias investigaciones en internet. Esto le permitirá encontrar al profesional correcto para sus necesidades.

Tome el control de sus finanzas con PODERcard

La consistencia es clave en el ahorro. Para lograrla, usted puede programar transferencias automáticas mensuales desde su cuenta bancaria PODERcard a su cuenta de ahorros universitaria. Esto le permitirá establecer una cantidad fija de antemano y, de esa manera, lograr sus metas de ahorro para la universidad de sus hijos con mayor facilidad.