Cómo detectar una estafa por Internet

Las estafas por Internet y fraudes electrónicos son, lamentablemente, eventos cada vez más comunes. Con el crecimiento del Internet y las compras en línea, aumentan las probabilidades de caer presa de estafadores. Sin embargo, hay mucho que usted puede hacer para evitar ser una víctima más.

Con esta guía, usted puede aprender sobre los tipos de estafa que existen y las señales de fraude más importantes. De esta manera, se mantendrá alerta y podrá tomar las precauciones necesarias para proteger sus datos personales y su cuentas bancarias.

Estafas por Internet más comunes

Debido a que este tipo de fraude ha ido en aumento con la proliferación del comercio electrónico, es muy probable que conozca a alguien o haya escuchado en las noticias de personas que han sido estafadas. . El primer paso para evitar ser víctima de este tipo de actividad criminal es informarse sobre las estafas por Internet más populares. Las siguientes son las más comunes:

Phishing

La Comisión Federal de Comercio indica que el phishing es un tipo de fraude donde los estafadores envían mensajes de correo electrónico o de texto que aparentan ser de empresas serias y reconocidas. Muchas veces, estos mensajes parecen venir de su banco, tiendas por Internet, o sitios de redes sociales.

La intención de los estafadores es que al recibir este mensaje usted crea que es legítimo. De esta manera, es más probable que usted ingrese información personal como sus contraseñas o números de tarjetas bancarias.

Algunos de estos mensajes incluyen:

  • facturas falsas;
  • solicitudes de pago que incluyen un enlace malicioso;
  • notificaciones de que alguna de sus cuentas está a punto de vencerse;
  • peticiones de extraños donde le ruegan su ayuda para resolver un problema grave;
  • documentos de Google que parecen provenir de uno de sus contactos;
  • avisos sobre devoluciones de impuestos que parecen haber sido enviadas por el IRS;
  • advertencias sobre actividad sospechosa en alguna de sus cuentas.

Por lo general, los mensajes de phishing contienen un archivo adjunto o un enlace. Estos pueden instalar un virus en su computadora para extraer su información o pedirle que usted mismo ingrese sus datos personales.

Vishing

Wikipedia indica que el vishing es una práctica que engaña a las víctimas por medio de mensajes de voz. Igual que con el phishing, estos mensajes también dicen ser de empresas confiables, pero realmente tienen la intención de adquirir su información personal o sus detalles bancarios.

Aunque los estafadores no pueden instalar un virus en su teléfono ni obtener sus datos por medio de un mensaje o una llamada, sí pueden lograr sus intenciones si usted les regresa la llamada. Al conseguir hablar con usted, es posible que le convenzan de darles sus datos.

Fraudes de compraventas de productos

La manera en que compramos productos ha cambiado mucho en años recientes. Cada vez compramos más por Internet y, a veces, esto se presta a estafas.

En su sección de Información para Consumidores, la Comisión Federal de Comercio señala que los engaños de venta por Internet suelen iniciar con sitios web fraudulentos o aplicaciones móviles falsas que ofrecen productos con grandes descuentos. Estas tiendas pueden ser inventadas y en ocasiones utilizan logotipos muy parecidos a los de tiendas reconocidas.

El fraude ocurre cuando usted compra artículos y nunca recibe nada en el correo; o, de igual manera, puede suceder que la tienda le envíe productos pirata que no son de la marca o calidad que usted esperaba. Después de la compra inicial, estos sitios web fraudulentos pueden enviar cupones a su correo electrónico. Es posible que estas ofertas contengan virus o enlaces falsos para robarle su identidad.

Páginas falsas

Además de tiendas falsas, existen páginas ilegítimas que también intentan robar su información personal o su identidad. Algunas de estas páginas se hacen pasar por:

  • empresas de soporte técnico,
  • ofertas de empleo,
  • anuncios de propiedades en renta,
  • premios de lotería,
  • compra y venta de criptomonedas,
  • trámites migratorios,
  • servicios de salud relacionados a COVID-19.

Estafas en redes sociales

Muchas personas son víctimas de fraude en las redes sociales. Algunas de las formas más comunes que los estafadores usan para contactar potenciales víctimas en redes sociales son::

  • cuentas ilegítimas que se hacen pasar por el servicio al cliente de marcas reconocidas;.
  • comentarios falsos en publicaciones populares con encabezamientos atractivos;
  • transmisiones de video en vivo que llevan a sitios web fraudulentos;
  • descuentos u ofertas tentadoras que resultan ser robos de información personal;
  • encuestas y concursos con la intención de obtener su información personal;
  • mensajes de impostores que se hacen pasar por sus amigos en los mensajes privados de la redes sociales.

Otras estafas

Lamentablemente, muchos estafadores usan la popularidad del Internet y los avances tecnológicos para su beneficio. Cada día aparecen nuevos tipos de fraudes de los que usted debe de cuidarse. Estos son otros tipos de engaños que existen hoy en día, según el sitio web oficial del Gobierno de Estados Unidos:

  • estafas de romance en aplicaciones de citas;
  • falsos secuestros;
  • venta de medicamentos ilegales por Internet;
  • fraude de obras de caridad.

Principales señales para detectar una estafa por Internet

Estar al tanto de los tipos más comunes de estafas por Internet no es suficiente para evitar ser presa de los criminales que buscan robar su información y acceder a su cuenta de banco. También es importante conocer las señales de fraude, ya que en un momento dado éstas le pueden ayudar a reconocer y prevenir los engaños aún si no están en la lista anterior.

Solicitan su información personal

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor advierte que una de las primeras cosas que un estafador solicita es su información personal. Para hacerlo, muchas veces se hacen pasar por una agencia de gobierno o institución financiera. En ocasiones, también pueden utilizar cuentas de redes o correos electrónicos de sus contactos para establecer una conversación con el fin de conseguir sus datos personales.

Los datos privados que los estafadores buscan más frecuentemente son los siguientes:

  • su nombre completo,
  • los nombres de sus familiares,
  • la dirección de su hogar,
  • su fecha de nacimiento,
  • su número de seguro social,
  • sus números de cuentas bancarias,
  • los números de sus tarjetas de crédito o débito.

Le piden hacer un pago

Si usted recibe una llamada u otro tipo de comunicación solicitando un pago que le parezca raro, esta puede ser señal de intento de fraude. Por ejemplo, si usted está al día con los pagos de su tarjeta de crédito y recibe una llamada para hacer un pago por teléfono, podría ser un intento de estafa.

La Comisión Federal de Comercio también señala las siguientes frases como posibles señales de fraude:

  • Usted ha sido seleccionado para esta oferta exclusiva.
  • Al comprar este producto, le enviaremos un premio gratis.
  • Se ha ganado un valioso premio, sólo necesita parar los gastos de envío.
  • Esta inversión es de bajo riesgo y garantiza un rendimiento más alto de lo normal.

Pretenden otorgarle ofertas demasiado buenas para ser verdad

A la par de solicitar pagos, muchas estafas por Internet incluyen ofertas demasiado buenas para ser verdad que pueden sonar casi irresistibles. Estos son algunos de los ejemplos que indica el sitio web del Gobierno de los E.E.U.U.:

  • ofertas de empleo en casa;
  • promesas de empleo en el gobierno o el servicio postal;
  • esquemas piramidales;
  • precios muy bajos por artículos de alto valor.

Le instan a hacer algo con urgencia

El estafador sabe que sólo tiene una oportunidad para hacerle caer en su trampa. Por eso, tienden a crear un sentido de urgencia —ya sea para que usted sienta que se va a perder de una gran oportunidad o que es una situación que debe de resolver inmediatamente—.

La oficina del Departamento de Justicia del Estado de Carolina del Norte advierte a los consumidores que en este tipo de fraudes, los estafadores pueden hacerse pasar por familiares con este tipo de emergencias:

  • necesitan dinero para pagar una fianza;
  • deben saldar facturas médicas urgentes; o
  • necesitan boletos de avión para salir de un apuro.

Otras estafas que dicen ser de carácter urgente incluyen grandes ofertas por tiempo limitado, premios que se deben de depositar a su cuenta de banco inmediatamente o cualquier otra comunicación que le inste a actuar de manera urgente.

El Departamento de Justicia del Estado de Oregon también advierte en contra de transacciones que deban de ser guardadas en secreto. Si la persona que le contactó lo presiona a actuar inmediatamente y no consultarlo con nadie, esta podría ser una señal de intento de fraude.

Qué hacer para evitar estafas por Internet

Lamentablemente, la gran mayoría de las personas se encontrarán con intentos de estafa de vez en cuando, ¡pero hay mucho que usted puede hacer para protegerse! Las siguientes recomendaciones le pueden ayudar a mantenerse seguro en la red y no caer en estafas que le pueden costar mucho dinero o causar grandes inconvenientes.

Use sitios web de confianza

La Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP, por sus siglas en inglés) recomienda evitar sitios web que se vean sospechosos. Las páginas que no están actualizadas, tienen faltas ortográficas o direcciones web inusuales pueden comprometer sus datos personales.

Según esta organización, lo mejor es acceder directamente a tiendas por Internet que sean de su confianza en vez de usar los resultados que aparecen en los motores de búsqueda.

Si debe usar un servicio nuevo o desconocido, investigue

Además de usar sitios web reconocidos a la hora de hacer sus compras por Internet, la AARP también sugiere hacer las siguientes investigaciones:

  • Comparar precios y leer los comentarios de otros compradores antes de pagar por artículos.
  • Buscar los nombres de servicios, marcas y páginas de Internet junto con las palabras “estafa” y “queja” para cerciorarse de la legitimidad de su compra.
  • Leer las políticas de compra, por si desea devolver o cambiar sus productos.

Proteja su dirección de correo electrónico

Para evitar fraudes por Internet, la Procuraduría General del Estado de Texas recomienda proteger su dirección de correo electrónico. Algunas de las medidas que le recomendamos tomar son las siguientes:

  • Usar filtros de mensajes.
  • Marcar los mensajes no deseados como basura (spam).
  • Limitar las empresas y personas con las que comparte su dirección de correo electrónico.
  • Evitar compartir su computadora personal con otras personas.
  • Tener cuidado al descargar archivos adjuntos y solamente abrirlos si vienen de personas u oficinas confiables.

Consulte con las autoridades ante la duda

A veces surgen eventos sin precedente, como la pandemia de COVID-19 o catástrofes naturales. En estos casos, la información es limitada y los estafadores pueden tratar de aprovecharse de la situación.

Si usted tiene alguna duda, es mejor consultar con las autoridades para evitar ser víctima de fraude. La Comisión Federal del Comercio está disponible para atender sus llamadas telefónicas o responder a sus peticiones a través de correo electrónico. De igual manera, puede contactar a la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor.

En caso de tratarse de un posible fraude laboral, puede consultar con el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. Si usted tiene dudas sobre una situación de estafa médica, comuníquese con el Departamento de Salud y Servicios Humanos para recibir asistencia lo antes posible. Finalmente, si sospecha de fraude migratorio, llame a su embajada local o a los Servicios de Migración y Ciudadanía de Estados Unidos.

Pague con tarjeta de crédito antes que por transferencia

Ya sea que usted esté haciendo una compra o realizando otro tipo de pago por Internet, los expertos de la Comisión Federal del Comercio recomiendan evitar las transferencias bancarias. Una vez realizadas, estas transacciones no son reversibles y usted no tiene manera de recuperar su dinero.

Al usar una tarjeta de crédito, las autoridades pueden rastrear a la persona que cobró el dinero e identificar a los posibles estafadores. Una excelente opción para mantener su dinero más seguro al hacer pagos en línea es usando nuestra tarjeta PODERcard. Al usar PODERcard, usted puede sentirse tranquilo de que su seguridad es nuestra prioridad. PODERcard cumple con los estándares de seguridad bancaria para proteger su información personal y financiera.

Aunque las estafas por Internet existen y son cada vez más comunes, hay mucho que usted puede hacer para protegerse. Lo principal es saber reconocer los posibles fraudes y conocer sus derechos como consumidor. De esta manera, usted se mantendrá alerta para evitar las estafas, cuidar de su dinero y mantener su seguridad personal.