logo
subasta_de_carros_1.jpeg

Cómo hacer su primera compra en una subasta de carros

Las subastas de automóviles pueden ser una buena manera de comprar vehículos usados a precios accesibles. Desde autos de lujo hasta camionetas familiares, estos eventos le permiten acceder a una gran variedad de carros a precios más económicos que los que ofrecen los concesionarios. Pero para comprar en este mercado, es importante conocer qué son y cómo funcionan las subastas de autos.

A continuación, le presentamos la información esencial sobre las subastas de carros. Esto le ayudará a comprar con confianza y conseguir un buen precio en su siguiente vehículo.

¿Qué es una subasta de autos?

Las subastas de vehículos son ventas en las que automóviles de segunda mano se venden al mejor postor y pueden tener convocatorias públicas o privadas. Si usted desea comprar un carro usado a un precio más económico, las subastas pueden ser una alternativa a los concesionarios de automóviles.

Tipos de subastas de carros

Existen tres tipos de subastas de autos en Estados Unidos. Los tipos de subastas que mencionamos a continuación están abiertas a cualquier persona que desee participar en ellas:

Subastas del Gobierno

Las subastas organizadas por el gobierno de Estados Unidos ofrecen dos tipos de autos:

  • Vehículos usados por oficinas de administración. Estos incluyen carros de la policía, autobuses escolares, camiones estatales y hasta ambulancias.
  • Vehículos privados. Estos incluyen carros que fueron decomisados a causa de infracciones o delitos.

Lo que debe saber: Las subastas gubernamentales son populares con las empresas que venden carros usados, compañías de taxis y otros expertos. Esto significa que en estos eventos hay más competencia para los postores.

Subastas públicas

Las subastas públicas son eventos presenciales donde los compradores pueden hacer ofertas, sin necesidad de una licencia. Por lo general, este tipo de subastas ofrece una gran variedad y cantidad de vehículos. El tipo de carros que puede encontrar incluye:

  • autos embargados;
  • carros que fueron intercambiados por sus dueños anteriores;
  • vehículos chatarra;
  • lotes al por mayor.

Subastas en línea

Existen muchas empresas que ofrecen subastas de carros por Internet. Este es un método moderno que le permite comprar su carro online desde cualquier parte de Estados Unidos.

Algunos de los beneficios de las subastas en línea son:

  • Conveniencia. Estas subastas le permiten ahorrar tiempo al comparar vehículos y evitar grandes grupos de gente.
  • Cuotas más bajas. Por lo general, las subastas en línea ofrecen cuotas más accesibles que las subastas tradicionales.
  • Menos presión. Al tener más opciones y poder cotejarlas en un ambiente controlado, usted puede tomar una decisión y hacer una oferta sin sentirse presionado.

Las desventajas de las subastas en línea incluyen:

  • Riesgo de comprar un vehículo en mal estado. Al comprar en una subasta por Internet, usted no puede revisar su compra y generalmente no existe la opción de solicitar una devolución.
  • Más competencia. Al haber compradores en todo el país, su oferta compite con un mayor número de personas y esto puede inflar el costo del vehículo.
  • Peligro de fraude. Existen muchas casas de subastas online. Si desea comprar su carro por Internet, es mejor elegir una empresa confiable.

Cómo funcionan las subastas de carros

Article Image

Cada subasta es distinta y ofrece diferentes vehículos. Sin embargo, el proceso de compra es muy similar. Por lo general, incluye los siguiente pasos:

Búsqueda de la subasta

El primer paso para comprar un carro en una subasta es encontrar el evento que más le conviene y se acomoda a sus necesidades. Una búsqueda rápida por Internet le permite encontrar las subastas públicas cerca de su ubicación.

Si prefiere una subasta del gobierno, puede visitar el sitio de los Servicios Generales de Administración (GSA, por sus siglas en inglés) y seleccionar el tipo de vehículo que desea comprar. Este sitio también incluye otros tipos de artículos que el gobierno tiene a la venta.

Si prefiere hacer su compra por Internet, asegúrese de elegir un sitio de renombre. Investigue las reseñas de otros clientes y busque la empresa que le ofrezca mayor confianza. Al examinar sus opciones de subastas en línea, es importante tomar en cuenta las tarifas y el tiempo de envío que ofrecen las diferentes compañías.

Registro

Para acudir a una subasta, primero deberá inscribirse y pagar su cuota de entrada.

Algunas subastas también solicitan comprobantes de fondos como parte del proceso de inscripción. Estos requisitos le ayudan a la empresa de subasta a confirmar que usted tiene el dinero disponible para comprar un carro. Algunos de los comprobantes más comunes incluyen:

  • estado de cuenta bancario;
  • tarjetas de crédito;
  • preaprobación de un préstamo bancario.

Compare los diferentes vehículos

Con tantos autos disponibles, la mejor estrategia de compra es tomarse el tiempo de verlos todos antes de decidir cuál es el que más le interesa. No se presione por hacer una oferta inmediatamente. De esta manera, usted podrá evitar cualquier compra de impulso hasta encontrar el carro que le conviene.

Revise el estado de los carros

Si usted acude a una subasta en persona, asegúrese de revisar bien todo el vehículo. Las partes más importantes de examinar son:

Lo que debe saber: Con el VIN, usted puede buscar el historial de cualquier vehículo. Esto le permitirá descubrir cuántos dueños ha tenido el carro, si ha tenido algún accidente o reparaciones mayores.

Puje por su auto

Una vez que haya seguido los pasos anteriores y elegido el vehículo que le interesa, es momento de lo que se conoce como puja —es decir, la cantidad de dinero que usted está dispuesto a pagar por un carro.

En las subastas de autos, es común que cada vehículo tenga un precio de reserva. Esta es la cantidad mínima que el vendedor está dispuesto a aceptar por el carro. Basado en este precio inicial, pueden suceder dos cosas:

  1. Si ninguna puja supera el precio de reserva, el vendedor puede decidir no vender el vehículo.
  2. Si algún comprador ofrece una puja igual o mayor al precio de reserva, el vendedor está en la obligación de aceptarla.

Lo que debe saber: Antes de pujar, le recomendamos tener en cuenta el precio de mercado del vehículo de acuerdo a la guía de Kelley Blue Book (sitio solamente disponible en inglés). Esto le permitirá saber si es una compra que vale la pena.

Negocie con el propietario si el vehículo no se vende

¿No se vendió el vehículo que quería comprar? Si se encuentra con este caso, es una buena oportunidad para negociar directamente con el vendedor. Al terminar la subasta, puede pedir al subastador la información del vendedor y contactarlo con una oferta.

Transferencia del carro

¿Logró comprar el vehículo que quería? ¡Felicidades! Ahora, es momento de completar la compra. Al concluir la subasta, lo más común es que tenga que pagar el 10% del precio que ofreció por el auto de inmediato. El resto del pago se deberá hacer en las siguientes 24 horas.

Una vez que haya pagado el depósito inicial, iniciará la transferencia del título. Este proceso varía de un estado a otro. Para mayor información, le recomendamos contactar a su oficina estatal del Departamento de Vehículos de Motor (DMV, por sus siglas en inglés).

Consejos para comprar un auto en una subasta

Article Image

Comprar un carro en una subasta es un proceso emocionante y estresante al mismo tiempo. Con los siguientes consejos, usted podrá sentir más seguridad de que su decisión de compra fue buena y obtener un vehículo que solucione sus necesidades:

Recuerde que las pujas no pueden ser canceladas

Las pujas son ofertas de compra irrevocables. Usted puede ofrecer más dinero por el vehículo, pero no puede bajar de precio. Si el vendedor acepta su puja, usted se compromete a completar la compra. Esta es precisamente la razón por la cual muchas subastas solicitan comprobante de fondos antes de completar su inscripción al evento.

Investigue los tipos de pago disponibles

Cada subasta acepta diferentes tipos de pago. Algunas le permiten pagar con tarjeta de crédito o cheque personal. Otras sólo aceptan cheques de cajero o pagos en efectivo. Antes de inscribirse a una subasta, pregunte cuáles son los tipos de pago que aceptan y prepárese antes de ir al evento.

Tenga un tipo de carro en mente

Antes de acudir a la subasta, es recomendable tener una idea del tipo de automóvil que desea comprar. Esto le ayudará a encontrar el auto correcto y le evitará distraerse con otros vehículos que no son lo que está buscando.

Algunas subastas ofrecen una lista de los carros que estarán a la venta. Si usted tiene acceso a esta lista, puede buscar más información sobre los modelos disponibles y hasta puede seleccionar el que más le interesa comprar.

Si tiene flexibilidad en su presupuesto y en sus necesidades de transporte, puede también considerar varios tipos de vehículos. Esto le ayudará a tener más opciones de compra en la subasta.

Vaya a la subasta con alguien de confianza

Si piensa comprar un carro en una subasta pública, lo ideal es ir con un mecánico de su confianza. Esta persona le puede ayudar a revisar el estado del vehículo y le podrá decir si vale la pena comprarlo.

Tener a alguien más presente también puede ayudarle a no dejarse llevar por la emoción de la puja. De esta manera, puede mantenerse enfocado en el tipo de carro que usted realmente necesita y comprarlo sin salirse de su presupuesto.

Preguntas frecuentes

Si está planeando su primera visita a una subasta de carros, es normal que tenga preguntas y dudas sobre el proceso. A continuación, le presentamos algunas de las preguntas más comunes para guiarle en su compra.

¿Dónde hay subastas de carros?

Las subastas públicas ocurren en todo Estados Unidos. Con una búsqueda rápida por Internet, usted puede encontrar subastas cerca de su ubicación y visitarlas en persona.

Las subastas en línea pueden ser una buena opción si usted prefiere hacer su compra desde la comodidad de su hogar. Este formato de subasta le permite participar desde cualquier parte del país y tramitar el envío de su vehículo directamente con la empresa de subastas.

Lo que debe saber: Cuando usted compra un carro en una subasta en línea, es importante recordar que los costos de envío se cobran aparte. Esto agrega al costo final de su automóvil.

¿Cuáles son las mejores subastas de carros en EE.UU.?

Las mejores subastas de carros varían dependiendo de su ubicación. Sin embargo, estas son algunas de las compañías de subasta en línea más reconocidas en Estados Unidos:

¿Qué necesito para entrar a una subasta de carros?

Existen varios tipos de subastas de carros. Las subastas públicas son presenciales y están abiertas a cualquier comprador que cumpla los requisitos básicos de inscripción. Para inscribirse, usted sólo necesita presentar su identificación y un comprobante de fondos bancarios.

Las subastas de gobierno y las subastas de empresas en línea también están abiertas al público. Para inscribirse, usted sólo necesita crear un perfil de cuenta.

Algunas subastas presenciales son exclusivamente para concesionarios de vehículos de segunda mano. Este tipo de eventos requiere de una licencia especial para poder entrar.

¿Listos para la puja?

Si usted busca una buena ganga, las subastas pueden ser una buena opción para comprar un vehículo de segunda mano. Además de que pueden ser una excelente experiencia de compra, le pueden ayudar a ahorrar mucho dinero en su automóvil. Esperamos que con este artículo, usted sienta la confianza de acudir a una subasta de carros y logre encontrar un buen automóvil a un precio accesible.