Guía sencilla para elaborar un presupuesto

¡Tome control de sus finanzas personales!
author
BY Equipo Editorial
05.13.20
Un presupuesto le ayudará a crear patrimonio para su familia.

Un plan de vida financiero a largo plazo comienza con un primer paso: el de crear un presupuesto familiar. Esta evaluación nos ayuda a tomar decisiones responsables que nos guíen y ayuden a alcanzar nuestras metas financieras.

Un presupuesto es fácil de crear y también de ajustar de acuerdo a nuestros ingresos y gastos. De esta manera podemos dejar de vivir “de cheque en cheque”. Además, el armar un presupuesto nos ayuda a entender cómo gastamos nuestro dinero, sirve para fijar metas, y provee un plan financiero para alcanzarlas. Hacer un presupuesto no es complicado. Aquí le vamos a explicar cómo usted puede tomar control de sus finanzas personales.

¿Cómo evaluar su situación financiera actual?

Ingresos

Lo primero que hay que saber es con cuánto dinero contamos. Es decir, cuáles son nuestros ingresos, ya sean personales o familiares.

Para comenzar, es importante identificar la diferencia entre ingresos brutos y netos que aparece a continuación.

  • Ingresos Brutos - Se refieren a la cantidad total que gana antes de impuestos y otras deducciones.
  • Ingresos Netos - Se refieren a la cantidad que recibe después de impuestos y otras deducciones.

Al hacer su presupuesto, use sus ingresos netos en vez de sus ingresos brutos, ya que es es la cantidad de dinero con la que en realidad dispone.

Sume los ingresos de su pareja u otro miembro familiar que contribuya con los gastos del hogar.

Lo que debe saber: Si usted recibe ingreso adicional, como por ejemplo un bono especial, comisión, o si trabaja horas extras por semana, lo recomendable es categorizar ese ingreso como ingreso extra. Así puede convertir el ingreso adicional en ahorros o fondos para pagar deudas.

Gastos

Ya que tiene clara la cantidad total con la que cuenta cada mes, es importante identificar sus gastos.

Existen tres tipos de gastos: gastos fijos, gastos variables y gastos libres. Encuentre el detalle adicional a continuación.

  • Gastos Fijos - Gastos que tenemos cada mes y que son de una cantidad fija, como los pagos de renta o hipoteca.
  • Gastos Variables - Gastos que tenemos cada mes pero cuya cantidad varía. Por ejemplo: El gasto del supermercado, del gas o de la luz.
  • Gastos Libres - Gastos que usted hace a su discreción. Por ejemplo: Comprar ropa, comer fuera, comprar algún regalo, etc.

Una vez que hemos identificado nuestros ingresos y gastos, es posible ver si estamos gastando de acuerdo a nuestras posibilidades o si hay cambios que podemos hacer para cumplir con nuestros compromisos financieros, vivir mejor e incluso alcanzar nuestras metas financieras.

¿Cómo crear un presupuesto?

Un presupuesto implica tomar decisiones y fijarse límites. Esto puede ser tan sencillo como fijarse un límite en la cantidad designada a gastos libres cada mes, o puede implicar fijarse límites en los gastos variables y seguir un plan para reducir estos gastos (gastar menos electricidad o agua, por ejemplo).

Además, un presupuesto puede ayudar también a redefinir nuestros gastos fijos. Quizás sea mejor pagar más renta para vivir cerca del trabajo y manejar menos; o pagar menos en renta y comprar un carro híbrido para gastar menos en gasolina. Lo importante es saber cuál es nuestro presupuesto para cumplir con los pagos cada mes sin tener que sacrificar otras necesidades.

Pasos para crear un plan de ingresos

Para poder definir cuánto dinero puede gastar o ahorrar, lo primero que tiene que hacer es tener una idea clara de con cuánto dinero dispone.

  1. Empiece por evaluar sus ingresos fijos, es decir, el total de los ingresos netos que está ganando en su trabajo. Esta cantidad se obtiene tras tomar sus ingresos brutos y deducir impuestos federales, impuestos estatales, seguro social, seguro médico, 401k, entre otros. Su empleador debe entregarle un documento o talón de pago que indique claramente esta información.
  2. Repita el mismo procedimiento con los ingresos de su pareja o de cualquier otro miembro de su familia que esté contribuyendo a los ingresos del hogar.
  3. Anote cualquier tipo de ingreso adicional. Esto puede ser el pago de horas extra o un bono en su trabajo. De nuevo, asegúrese de anotar el ingreso neto y no el ingreso bruto.
  4. Indique otras fuentes de ingreso, como por ejemplo inversiones, renta de alguna propiedad, manutención de los hijos, pensión, pagos de seguro social, desempleo, etc.
  5. Recuerde que sus ingresos deben ser reportados al IRS, y es posible que usted tenga que pagar un impuesto. Consulte con su asesor de impuestos para definir qué cantidad debe apartar para el pago de sus impuestos. Deduzca esta cantidad de la cantidad bruta de sus ingresos de otras fuentes.
  6. Sume los totales netos de su pago regular, pagos extras e ingresos provenientes de otras fuentes.
  7. Ahora sí, ya tiene la cantidad total con la que cuenta cada mes.

Lo que debe saber: Es importante apartar la cantidad que corresponda al pago de sus impuestos, para evitar gastarla y después no tener cómo pagarlos en caso de que tenga algún adeudo. Una posibilidad es meter esta cantidad a su cuenta de ahorros y no tocarla hasta que sea el momento de pagar sus impuestos.

Pasos para crear un plan de gastos

Hacer un plan de gastos es la mejor manera de mantener el control de sus finanzas, y lo puede lograr de manera muy sencilla:

  1. Empiece por anotar la cantidad total con la que cuenta cada mes.
  2. Deduzca sus gastos fijos mensuales. Estos pueden incluir su renta o hipoteca, pago de automóvil, seguro, etc.
  3. Deduzca sus gastos variables mensuales. Una manera precisa de hacer esto es ingresando la cantidad que indican sus facturas de luz, gas, agua, teléfono celular, etc. Además, incluya como gasto variable el mínimo que debe pagar en sus tarjetas de crédito.
  4. De la cantidad que le resta, defina cuánto quiere dedicar a pagar deudas, y cuanto a gastos libres. Por ejemplo, indique cuánto quiere gastar en el regalo de cumpleaños de su hijo, o en entretenimiento para toda la familia. Indique también si tiene que comprar ropa o útiles escolares ese mes. En fin, haga nota de todos estos gastos y fije límites. Si usted decide no gastar más de $200 dólares en ropa, asegúrese de mantenerse firme y no pasarse.
  5. Defina la cantidad de dinero que se compromete a ahorrar cada mes, ya sea para casos de emergencia o para alcanzar sus metas financieras.

    Establezca metas financieras

    Además de establecer sus ingresos y gastos, le recomendamos establecer metas financieras. Éstas pueden ser a corto, mediano o largo plazo.

    • Las metas a corto plazo son metas que se fijan para realizarlas en menos de dos años. Por ejemplo, llevar a su familia de vacaciones.
    • Las metas a mediano plazo son metas que usted desea alcanzar en entre dos y cinco años. Por ejemplo, comprarse un carro nuevo.
    • Las metas a largo plazo son metas que usted desea realizar en más de cinco años. Por ejemplo, ahorrar para su jubilación.

    Cuando usted se fije una meta, hágase las siguientes preguntas:

    • ¿Cuál es el costo de su meta?
    • ¿Cuánto dinero puede ahorrar cada mes?
    • ¿Cuánto tiempo le tomará alcanzar dicha meta?
    • ¿Cuál es el mejor plan de ahorro?

    Consulte con un asesor de finanzas para definir el plan de ahorro o tipo de cuenta bancaria que más le conviene para alcanzar su meta financiera.

    Una vez que usted tenga la cantidad a la que se compromete a ahorrar cada mes, asegúrese de agregar esta cantidad a su plan de gastos. Cumpla con esta mensualidad como lo haría con sus gastos fijos. Dele a sus metas la importancia que se merecen.

    Viva de acuerdo a sus posibilidades

    El control de sus finanzas empieza por tener en claro la cantidad con la que cuenta cada mes y la forma en que está gastando su dinero. Es necesario tomar decisiones y mantenernos fijos en ellas. Defina dónde puede reducir sus gastos si necesita más dinero para poder cumplir con sus compromisos y a su vez poder ahorrar dinero para sus metas financieras.

    Por otro lado, para vivir mejor es importante no excedernos en nuestros gastos. Hay que poder diferenciar entre necesidades y gustos. Por ejemplo: ¿Necesitamos comprar algo o simplemente lo deseamos? Se recomienda darse gustos, pero es importante hacerlo dentro de sus límites establecidos.

    La tranquilidad que le dará poder cumplir con todos sus pagos y el orgullo que sentirá al poder alcanzar sus metas, valen mucho más que un gusto espontáneo que lo pueda hacer salirse de su presupuesto.

    Viva según sus posibilidades y verá qué tanto más puede hacer con su dinero.

    ¡Comience a crear su presupuesto hoy!

    ¡Listo! Ahora que ya conoce los elementos básicos para crear un presupuesto, le invitamos a poner en práctica lo que aprendió. En SABEResPODER estamos para servirle, y si tiene preguntas favor de hacer clic en el botón verde que aparece en la parte inferior derecha de la pantalla para ponerse en contacto con nosotros. ¡El control de sus finanzas personales nunca ha estado más cerca!