Todo lo que quiso saber de los impuestos

¿Tiene preguntas sobre impuestos? A continuación le vamos a simplificar el proceso de manejarlos.
author
BY Eduardo Navarrete
12.27.19
Mujer feliz manejando su impuestos

Es imposible que el mundo de los impuestos sea terso y alegre. Primero, porque a nadie le gusta que le deduzcan dinero. Segundo, porque éste guarda complejidades que no son simples de entender a la primera.

Pero no se preocupe. Aquí estamos para ayudarle. Le vamos a simplificar todo lo que necesita saber sobre impuestos.

Los impuestos en los Estados Unidos

Para que la administración y la estructura de servicios federales, estatales y locales puedan funcionar, es necesario que los gobiernos recauden impuestos. 

El sistema de Estados Unidos es de naturaleza progresiva, lo que significa que si uno gana más dinero, más dinero deberá pagar en impuestos.

Para que el país funcione, tanto en su administración, como en la distribución de recursos para obras, proyectos y servicios, es que funcionan los impuestos federales. 

Impuestos estatales por ingresos

En la mayoría de los estados se debe pagar un impuesto al estado, aparte del que ya le paga al gobierno federal. Incluso, en algunas regiones se cobran impuestos locales. Si quiere celebrar o envidiar a quienes no pagan impuestos estatales por sus ingresos, se trata de Alaska, Florida, Nevada, Dakota del Sur, Texas, Washington y Wyoming.

Impuestos a las ventas

Aparte de la deducción que se hace a su ingreso, existe también el llamado “sales tax”.  También varía en sus condiciones y porcentajes dependiendo de la ubicación en la que se encuentre.

El promedio de este impuesto es de entre el 5% y el 8,75%. Alaska, Delaware, Montana, New Hampshire y Oregon no cobran este impuesto.

Impuestos federales

Considere también que su empleador retendrá un 6.2% de su salario que va destinado a seguridad social y un 1.45% para Medicare.

El impuesto del Seguro Social se aplica ambos a empleadores como a empleados para recaudar fondos destinados al programa de Seguro Social. Este impuesto se recolecta como un impuesto a su salario bajo el mandato de la Ley de la Contribución Federal al Seguro Social (FICA, por sus siglas en inglés) o como un impuesto sobre el auto-empleo con base en los lineamientos de la Ley de Contribuciones de Trabajo por Cuenta Propia (SECA).

¿Cuándo hay que enviar la declaración?

El gobierno de Estados Unidos es particularmente riguroso con el pago de impuestos. Cada año, el 15 de abril, es la fecha límite para el pago de impuestos en el país, así que márquelo en rojo en su calendario o agenda. 

¿Sabía qué? Casi nunca hay penalización por no enviar su declaración, en los casos en los que se le debe un reembolso. Dicho eso, si se espera demasiado tiempo para enviar su declaración o solicitar su reembolso, se arriesga a perder su reembolso.

Excepción para el año fiscal de 2019: Debido a la pandemia del COVID-19, el IRS otorgó una extensión para enviar la declaración de impuestos hasta el 15 de julio del 2020.

¿Quiénes deben enviar una declaración de impuestos?

Quienes deben enviarla

Todo ciudadano o residente (temporal o permanente) que genere ingresos tiene el deber de pagar impuestos. Si usted lleva viviendo más de 180 días seguidos en Estados Unidos, independientemente de la situación de la visa o permiso que usted tenga, tiene el deber de pagar impuestos.

En los ojos del IRS, si pasaron esos 180 días seguidos y usted sigue en el país, usted es considerado residente y por lo mismo tiene que pagar impuestos sobre el dinero que haya recibido.

Quienes NO deben enviarla

Es posible que usted no tenga que declarar impuestos federales, si su ingreso es inferior a la cantidad mínima estipulada como la deducción estándar. 

En 2019, no necesita enviar una declaración de impuestos si cumple con los siguientes requisitos:

  • Es menor a 65 años
  • Soltero/a
  • No tiene circunstancias especiales que le requieran enviar la declaración (como ingresos de su propio empleo)
  • Percibió ingresos menores a los US$12,200 (el monto es la deducción estándar para una persona)

Si trabaja por su cuenta, es necesario enviar una declaración sin importar su ingreso.

Lo que debe saber: Cada vez que prepare su declaración de impuestos, asegúrese de que quien lo asesore conozca todas las novedades sobre el trámite.

Qué saber de la declaración de impuestos

Impuestos hecho facil

Las retenciones

Muy semejante a como funcionan los sistemas tributarios en varios países, cada mes deberá hacer un cálculo de las retenciones que le corresponde pagar, en conjunto con su empleador.

Le recomendamos que busque al responsable de la administración de su empresa o a alguien de atención al personal y de inmediato pregunte cómo cumplir con este requisito que es paralelo a la declaración anual.

Los porcentajes de pago

La clave de los impuestos está en la cantidad de ingresos generados. Las tasas suelen ser variables y cambian acorde al estado y a la legislación vigente. Por ello le sugerimos que este dato sea el primero que aclare con la oficina o el asesor que le esté ayudando a hacer el trámite.

Las deducciones

Las deducciones son argumentos que uno le muestra al gobierno para restar la cantidad de lo que se paga a través de devoluciones. Por ejemplo, algunas de las deducciones son:

  • El número de integrantes de familia;
  • Pago de impuestos estatales;
  • Intereses de hipotecas;
  • Donaciones;
  • Gastos médicos;
  • Pérdida en inversiones;
  • Pago de colegiaturas;
  • Intereses sobre préstamos educativos.

Créditos

Para obtener un crédito tributario o un reembolso sobre el impuesto a la renta, deberá presentar una declaración de impuestos.

No se preocupe si no comprende en su totalidad la terminología, el punto de todo esto es que logre ahorrar y rendir lo más posible su dinero, cumpliendo con las responsabilidades tributarias.

Reglas y cambios en el trámite

Tome en cuenta que si hace declaraciones con detalle, debe revisar muy bien cada categoría, dado que hay nuevas reglas y cambios en el trámite.

Aquí algunos ejemplos:

  • La deducción total por ingresos estatales y locales, ventas e impuestos a la propiedad tienen ahora un límite de US$10,000.
  • El interés en un préstamo con hipoteca es ahora deducible sólo si usa el dinero para construir o remodelar su casa.
  • Algunos rubros dejaron de ser deducibles, como gastos de mudanza, tarifas de preparación de impuestos y gastos de trabajo.
  • Le sugerimos que revise la página de la reforma de impuestos para consultar los detalles.


Lo que debe saber: Es importante que revise cuáles son los formatos del año en curso, ya que las leyes y los documentos cambian de manera regular.

Pasos a seguir para preparar una declaración de impuestos

1. Consiga los siguientes documentos:

    • Un formulario W 2 que otorga su empleador. Más información aquí.
    • Las declaraciones de ganancias e intereses. Son los formularios 1099 y 1099 INT.
    • Prueba de cobertura de seguro de salud. Más información aquí.
    • Cualquier recibo de donación o caridad, gastos médicos y de negocios.

    2. Determine su estado civil y calcule cuánto contribuye a la manutención del hogar. Más información aquí.

    3. Revise si junta los requisitos para una preparación gratuita de su declaración. Más información aquí.

    4. Decida la manera en la que piensa hacer su declaración:

      5. Haga el cálculo de sus impuestos, créditos y deducciones. Más información aquí.

        6. Concluya si debe pagar impuestos trimestrales, debido a ingresos que no están sujetos a retención, como el trabajo por cuenta propia. Más información aquí.

        En cualquiera de los casos le recomendamos ampliamente ponerse en contacto con el IRS para cubrir cualquier detalle que no esté totalmente comprendido. Información de contacto aquí.

        Glosario

        Estos son algunos términos comunes que le ayudarán al preparar su declaración o al hablar con su preparador de impuestos.

        Ingresos Brutos 

        Su ingreso total antes de tomar en cuenta cualquier impuesto pagado o deducciones.

        Ingreso Bruto Ajustado (AGI)

        Su ingreso total, menos ciertos ajustes como los gastos de mudanza, los intereses de préstamos estudiantiles, las contribuciones al IRA y pensión alimenticia.

        Créditos tributarios

        Son los créditos fiscales que disminuyen directamente la cantidad de impuestos que debe, en lugar de reducir el importe de los ingresos gravados. Por ejemplo, un crédito de $200, permite que una deuda de impuestos de $1,000 se convierta en sólo $800. Ciertos créditos incluso podrían otorgarle un reembolso inesperado.

        Deducciones

        Las deducciones son gastos que el IRS le permite restar de su ingreso bruto ajustado, para calcular su ingreso gravable.

        Deducciones Estándares

        Esta es una cantidad fija en dólares que un contribuyente puede restar de sus ingresos. La deducción estándar está disponible para todos los contribuyentes y está determinada por el estado civil del contribuyente.

        Deducciones Detalladas

        Son los gastos que se pueden deducir de su ingreso bruto ajustado, para ayudarle a alcanzar una cantidad base imponible menor. Las deducciones detalladas pueden incluir gastos médicos, otros impuestos (estatales, locales e impuestos a la propiedad), los intereses hipotecarios y las contribuciones caritativas entre otros gastos.

        Exenciones

        El IRS le permite restar una cierta cantidad de sus ingresos para reflejar todas las personas que cuentan con sus ingresos. Las exenciones pueden ser reclamadas para sí mismo, su cónyuge y sus dependientes. Una exención reduce su ingreso imponible de la misma manera que una deducción.

        Ingreso Imponible

        Su ingreso total o bruto, reducido después de todos los ajustes, deducciones y exenciones permisibles. Se trata de la cantidad final de ingresos que se utiliza para determinar cuánto impuesto debe.

        Retención

        Una parte del sueldo o salario de un empleado retenidos por el empleador como pago parcial del impuesto sobre la renta del empleado.