logo
AdobeStock_211568737.jpeg

Cómo quitar el hipo: 15 remedios efectivos

El hipo es, sin duda alguna, una de esas afecciones que todos hemos experimentado por lo menos una vez en la vida y que, afortunadamente, podemos tratar desde casa. A pesar de que sus causas son muy amplias, los tratamientos, tanto caseros como médicos, también pueden ser numerosos.

Y es que ¿cuántas veces no se ha jalado la lengua durante un minuto, o le ha dicho a otra persona que le asuste para que se le quite el hipo? No se preocupe, nosotros también lo hemos intentado, y es que realmente suelen ser formas para quitar el hipo; así que continúe leyendo, pues hoy las discutiremos ¡y conocerá muchas más!

¿Qué es el hipo y por qué se produce?

La Clínica Mayo define el hipo como contracciones involuntarias del músculo diafragma, encargado de separar la cavidad torácica (pecho) de la cavidad abdominal (abdomen), y que forma una parte importante en la respiración. Una de las características de este es el particular sonido (“hip”) que acompaña al movimiento incontrolable, el cual se debe a un cierre brusco de la glotis (parte de la garganta donde se encuentran las cuerdas vocales).

Lo que debe saber: El hipo es un síntoma que puede estar acompañado de cierta sensación de tensión en el abdomen, pecho o garganta. Este puede durar menos de 48 horas o más y dicha duración se debe a una serie de causas específicas, así como de complicaciones.

Causas del hipo según su duración

Establecer una causa concreta no es tan sencillo, de hecho, los profesionales de la salud aún no lo tienen claro, pero sí suelen asociarlo a factores irritantes, inflamatorios o que comprometan de alguna manera los nervios o estructuras del diafragma. A continuación, le dejamos los posibles factores que producen el hipo, o que suelen estar asociados a este según su duración:

Hipo breve o menor a 48 horas

Se produce por: 

  • comer muy rápido o demasiado,
  • consumir alcohol, 
  • tomar bebidas muy calientes,
  • tomar o comer alimentos que puedan irritar como el picante,
  • tomar bebidas carbonatadas o con gas,
  • estrés emocional,
  • cambios repentinos de temperaturas,
  • nervios.

Hipo persistente o crónico

Este puede durar más de 48 horas con posibilidades de resistir a los tratamientos y alargarse hasta un mes. Tiende a ser el hipo más grave y que interfiere con el ritmo de vida normal que lleva una persona. Algunas de las causas que suelen estar asociadas son: 

  • afecciones del sistema nervioso central, como esclerosis múltiple, meningitis, encefalitis, tumor o daño cerebral traumático;
  • irritación o daño de los nervios frénicos o vagos, como el reflujo gastroesofágico, tumores, bocio en el cuello (glándula tiroides aumentada), quistes, inflamación en la garganta o algo extraño en el oído que toque la membrana timpánica;
  • algunos medicamentos como los encargados de deprimir el sistema nervioso central (barbitúricos) y esteroides;
  • enfermedades metabólicas como la diabetes, alcoholismo, desequilibrio de electrolitos o enfermedad renal;
  • cirugías del abdomen;
  • emociones fuertes, estrés o ansiedad;
  • por la aplicación de anestesia general o local (específicamente en órganos abdominales).

15 remedios para el hipo

Article Image

Ahora sí, es momento de conocer algunos de los remedios o trucos más utilizados para quitar el hipo que suelen funcionar.

Tire de su lengua

Nuestro primer remedio está basado en la aplicación de presión en ciertos puntos del cuerpo, en este caso la lengua. Esta maniobra lo que permite es estimular los músculos y nervios que se encuentran en la garganta, pudiendo calmar el hipo.

Lo que debe saber: Con la punta de su dedo índice y anular tome suave, pero firmemente la punta de su lengua y jale ligeramente hacia afuera; puede repetir el movimiento un par de veces o simplemente mantener durante unos segundos.

Aguante la respiración

Otro de los trucos que suele funcionar es tomar una respiración profunda y mantenerla por algunos segundos (15 a 20), luego botarlo lentamente hasta quedarte sin aire y repetir de ser necesario.

Haga gárgaras

Tome un poco de agua fría y realice algunas gárgaras por 20 o más segundos; puede repetir el procedimiento si aún no se le ha quitado.

Tome una bolsa de papel y respire dentro

Tome una bolsa de papel (NUNCA DE PLÁSTICO), coloque la abertura cubriendo alrededor de su boca y su nariz y comience una respiración lenta, calmada y bien ejecutada; infle y desinfle la bolsa de manera relajada. Esta técnica también ayuda en casos de ansiedad o hiperventilación.

Tome agua fría

En un vaso agregue agua con un poco de hielo para que esta se enfríe bastante, luego comience a ingerirla en pequeños sorbos; siempre se debe realizar de forma lenta. 

Apriete su palma de la mano

Seguramente ya la ha escuchado; con el pulgar de una de sus manos ejerza presión en la palma de la mano contraria por unos segundos. También puede utilizar el índice y el pulgar, como en la lengua, pero esta vez aplique presión en la parte anterior y posterior de la mano.

Apriete un poco más abajo

Siguiendo la línea de la palma de la mano, ubíquese dos dedos por debajo de la muñeca, marque un punto central en su antebrazo y presione allí con uno de sus dedos durante 15 minutos respirando lentamente. 

Utilice la maniobra de Valsalva

Aunque el nombre le pueda confundir un poco, usted y todos la hemos realizado muchas veces, de hecho, lo seguimos haciendo. Esta maniobra no es más que el intento de exhalar o botar aire, pero sin dejar que este salga por la nariz o la boca. ¿Ya le parece conocida? ¡Así es!, la hacemos al pujar para ir al baño o al sonarnos la nariz cuando se tapa.  Con una mano tape su nariz al mismo tiempo que mantiene la boca cerrada, luego intente exhalar para hacer la maniobra.

Lleve las rodillas al pecho

Algunas personas aseguran que sentarse en un lugar cómodo, llevar las rodillas al pecho y abrazarlas adoptando una posición compacta durante unos minutos, resulta efectivo para aliviar el hipo.

Limón y sal

Tome una rodaja de limón, agréguele un puntito de sal y luego chúpelo, probablemente se le arrugará mucho la cara, pero es muy probable que el hipo desaparezca. Tenga en cuenta que la sal es opcional.

¡Distraerse puede ser la solución!

Sabemos que es casi imposible dejar de prestarle atención al hipo, sobre todo si cada cierto tiempo nos hace brincar repentinamente y hacer ruidos incómodos, sin embargo, intentar distraerse con algo interesante podría ser la solución para deshacerse de él.

Lo que debe saber: Busque algo que normalmente le interese mucho, ver una película, serie, jugar algún juego a la intemperie o un buen videojuego en casa. Lo ideal es que logre dirigir su atención a algo más interesante y así es posible que el hipo se vaya. 

Beba por el lado contrario del vaso

Extraño, ¿no?, pero todo sea por quitarnos el hipo, y este truco parece haberlo demostrado muchas veces, incluso entre científicos. La idea es tomar el vaso con normalidad y beber el agua por el lado contrario al que tiene enfrente, de esta manera tendrá que girar un poco el torso y su mano, para llevarlo a su boca.

Tápese los oídos y beba agua

Al parecer, este método es bastante efectivo y podemos saber más en este artículo médico (sitio solo disponible en inglés) que fue publicado en 2006. Este consiste en colocar un vaso con agua (20 o 30 mililitros bastarán), taparse ambos oídos muy bien con los dedos y comenzar a beber el líquido por medio de un popote.

Tratamiento con medicamentos

Como último, mencionaremos algunos de los medicamentos farmacológicos que suelen usar los médicos para aliviar el hipo, sobre todo en caso de que este sea persistente o crónico. Los que han demostrado mejor efectividad son: Baclofeno, Metoclopramida y Clorpromazina.

Lo que debe saber: ¡No se automedique! Antes de utilizar cualquier fármaco lo mejor es consultar a un especialista de la salud para que indique un tratamiento adecuado y que no complique aún más la afección.

Consejos para evitar el hipo

Article Image

Para prevenir el hipo lo ideal es saber su causa, pero como esta no es muy clara entre los científicos, la prevención puede volverse complicada. Ahora bien, a este punto ya conoce las causas más comunes a las que se asocia un episodio de hipo, así que considere la siguiente información para tratar de evitarlo:

  • regule el consumo de bebidas alcohólicas y bebidas con gas
  • a la hora de comer, evite hacerlo apresuradamente, en exceso o con dietas que puedan irritar e inflamar su estómago
  • trate de evitar situaciones de mucho estrés o ansiedad, recuerde que la hiperventilación puede llevarle a aspirar demasiado aire y resultar en hipo

¿Cuándo acudir a un médico?

Por lo general, tener hipo no es motivo para acudir a un médico, sin embargo, a veces este tiende a durar más de 48 horas, convirtiéndose en un hipo persistente o crónico, pudiendo estar asociado a una afección o enfermedad más grave.

Lo que debe saber: Si su hipo dura un día entero sin alivio, ¡manténgase alerta!, y si al día siguiente sigue presente e incluso interfiere con su rutina diaria normal alcanzando las 48 horas, lo recomendable es que acuda a su especialista de confianza.

¡En PODERsalud le brindamos asistencia médica especializada donde esté y cuando lo necesite! Gracias a la membresía SEP+ nuestra comunidad puede disfrutar de descuentos en consultas médicas por teléfono o videollamada, 10% - 80% de descuentos en medicamentos y mucho más.

Preguntas frecuentes

¿Qué tan grave es el hipo?

Si hablamos de un hipo leve, este no debería tener un grado de gravedad, ya que es solo una reacción incontrolable de nuestro diafragma que en ocasiones resulta hasta gracioso para las personas que lo escuchan. Ahora bien, cuando el hipo dura más de 48 horas es posible que esté asociado a enfermedades más graves, por eso consultar a un médico es lo ideal.

¿Qué pasa cuando una persona tiene hipo todo el día?

Tener hipo todo un día podría ser bastante molesto para quien lo presenta, de hecho, cuando este tiende a durar mucho tiempo empieza a interferir con la rutina diaria normal. Usted podría empezar a experimentar:

  • trastornos del sueño, y por ende, cansancio;
  • problemas de cicatrización si usted acaba de tener una operación;
  • interferencia con la comunicación normal;
  • dificultad para alimentarse.

¿Se puede quitar el hipo con azúcar?

Sí, la verdad es que las personas que han usado este truco para quitar el hipo comentan que ha sido efectivo. El método consiste en colocar una cucharada pequeña de azúcar en la lengua y dejarla allí durante unos 10 segundos aproximadamente, luego se debe tragar.

¡Hay muchas soluciones para controlar el hipo!

El hipo es una de las afecciones que podemos experimentar varias veces a lo largo de la vida sin que este sea preocupante aunque pueda ser bastante desesperante. Sin embargo, gracias a toda la información que hemos suministrado, ahora conoce muchos métodos para quitar el hipo desde su hogar, al mismo tiempo sabe que según la duración y la frecuencia de este usted podría consultar o no a un médico.

¡Y recuerde siempre que SABEResPODER!