Consejos eficaces para promover una buena salud bucal infantil

Para saber qué cuidados necesita la encía de su bebé, cómo crear hábitos de salud bucal y qué tratamientos hace el dentista infantil, siga leyendo.
author
BY Martín Fadol
12.13.19
niño aprendiendo los beneficios de la salud bucal al dentista

Para garantizar que la salud de los dientes de sus pequeños se mantenga de por vida, hay que empezar a cuidarlos desde chiquitos. ¿Y cuál es el hábito más importante para lograrlo? El de la higiene bucal. Para saber qué cuidados necesita la encía de su bebé, cómo crear hábitos de salud bucal y qué tratamientos hace el dentista infantil, siga leyendo y considere algunas de las recomendaciones que le ofrecemos a continuación.

¿Qué beneficios tiene la salud bucal en los primeros años y durante la infancia?

Los beneficios de cuidar de la higiene bucal infantil incluyen:

  • Instaurar hábitos de salud bucal en su bebé para que llegue a ser adulto con una boca sana.
  • Que se le haga tratamiento de ortodoncia infantil para corregir el crecimiento de un diente torcido o por la falta de espacio para el crecimiento de los dientes permanentes. Es ideal en la etapa del llamado pico de crecimiento o “estirón”, ya que pasada esta etapa, es inevitable la necesidad de una cirugía ortognática para modificar la estructura ósea facial en el adulto.
  • El acostumbramiento al cepillado crea la necesidad de tener higiene bucal.
  • Las visitas regulares desde pequeños permiten eliminar la odontofobia (miedo al dentista).

¡No espere a que haya que resolver un problema! El diente de leche es muy importante y hay que mantenerlo sano --es un diente guía que definirá la salud futura de la dentadura de su pequeño. Lo ideal es llevarlos con sus dientes sanos, para prevenir caries y que sea una visita sin dolor.

¿Quién puede atender la salud dental de su hijo?

El especialista en odontología que trata la salud bucal de bebés y niños es el odontopediatra, también conocido como dentista infantil.

Este dentista realiza una exploración para revisar la posibilidad de caries, sobre todo si hay dientes que están por aparecer, ya que la carie puede estar ahí antes de que se vea el diente y puede llegar a afectar la dentadura permanente. Además ayuda a prevenir problemas de infección bucal.

Por otro lado, el beneficio de una consulta temprana es el diagnóstico, así como la prevención de otras enfermedades de la boca. Para eso usted deberá contarle al dentista en qué consiste la alimentación de su bebé y detalles sobre su higiene bucal.

Cuidados y prevención para la salud bucal en bebés

Bebe con dientes - salud bucal

La salud bucal de las encías y la lengua de un bebé es indispensable para prevenir caries prematuras en los dientes temporales o de leche. Para ello hay que limpiarle la lengua y las encías después de cada alimentación así como evitar la caries de biberón, causada por largas exposiciones de los dientes a alimentos azucarados en el biberón (leche materna, jugos).

Para limpiar muy bien las encías de los restos de alimento se recomienda usar una gasa estéril humedecida en agua. A los 6 meses, cuando las encías se abren porque comienzan a erupcionar los dientes, se debe continuar con el hábito y empezar a usar un cepillo de cabezal pequeño sin ángulos y redondeado. Hay otros instrumentos como los dedales de silicona y cepillos con suaves filamentos que se usan para hacer masajes que además mantienen su boca limpia.

Los primeros dientes salen entre los 6 y 7 meses de vida y son 20, 10 arriba y 10 abajo. La primera visita al odontopediatra debe hacerla cuando aparece el primer diente y en adelante cada 6 meses.

Al año, es buen momento de comenzar a utilizar pasta dentrífica en dosis muy pequeñas para evitar el exceso de flúor.

Lo que debe saber: Más que las revisiones periódicas, la higiene debe ser un hábito desde el principio y de por vida.

Las caries de biberón

Una enfermedad que se puede prevenir en bebés es la caries de biberón. Como su nombre bien lo indica, la fuente de esta caries resulta de la mala higiene en torno al uso del biberón. Sigua las siguientes recomendaciones para prevenir este tipo de caries en bebés:

  • No utilizar alimentos azucarados en su dieta o como recompensa para evitar que se acostumbre a ellos;
  • No azucarar sus alimentos o endulzar los chupetes;
  • Evitar el uso prolongado del biberón;
  • Evitar el intercambio de cucharas, probar los alimentos del bebé y besar su boca para no transmitirle bacterias;
  • El biberón no se debe usar como chupete;
  • Enseñarle a beber en vaso antes del año;
  • Ir al dentista cada 6 meses después del primer diente;
  • No dejar que su bebé se duerma con el biberón.

Lo que debe saber: La caries de biberón no la causa el tipo de alimento sino el tiempo de exposición.

Cuidados y prevención para la salud bucal en niños

Con la aparición del primer diente, hay que visitar al dentista y continuar con el hábito periódico a lo largo de su crecimiento. A partir de que el niño tiene toda su dentadura --alrededor de los 3 años de edad-- se recomienda realizar tratamientos preventivos como aplicar sellante de surcos y fisuras, aplicación de flúor, limpieza y profilaxis.

Si tiene un niño/a con algún problema visible que no se haya mencionado, llévelo al dentista lo más pronto que pueda. El especialista le dirá cuál es el tratamiento que deberá aplicar. Si alguno de los problemas visibles son dientes torcidos, no deje pasar tiempo, ya que hay veces que se puede corregir un diente de leche para corregir un diente permanente. Si no, habrá que esperar hasta que tenga todos sus dientes y a que el niño/a esté en su etapa del “estirón” para hacerle una ortodoncia infantil.

La succión digital

Entre los hábitos más comunes del niño/a, está el de chuparse el dedo o succión digital. Esta es una respuesta instintiva que sustituye la seguridad y contacto con el mundo exterior que le proporciona la alimentación de pecho, pero al aparecer los dientes, comienza la masticación y con ello, la succión digital es una manera de reproducir esa seguridad y placer.

La succión digital provoca deformación del paladar, mala masticación, dientes torcidos y paladar profundo. El tratamiento correctivo es una ortodoncia, y además hay maneras de corregir el hábito. Consiste en colocar una placa que evita el contacto del dedo pulgar con el paladar y gradualmente el niño deja de recurrir a la succión.

Tratamientos más comunes para la salud bucal infantil

Una niña con dolor de dientes quien necesita tratamiento de salud bucal

Esperamos que le sea útil saber qué es lo que puede hacer un odontopediatra para corregir y prevenir problemas en la dentadura de su hijo/a. Entre los servicios se encuentran los siguientes:

Sellador de surcos y fisuras

Se dice que es el tratamiento más común, consiste en rellenar fisuras que puede haber en los dientes del niño para proteger su dentadura y es indoloro

Pulpectomía

Similar a la endodoncia en los adultos, la diferencia es que en el niño se trata de un diente de leche. Consiste en eliminar la caries que ha llegado a la pulpa del diente.

Obturación

También conocido como empaste, este tratamiento se aplica en caries para taparlas debido a que de no hacerse pueden afectar el nervio y traer consecuencias a futuro.

Aplicación de flúor

Es un tratamiento preventivo, la aplicación de flúor protege el esmalte y refuerza la protección de la dentadura.

Aparato dental

La colocación de aparatos dentales, u ortodoncia, se utiliza para corregir cualquier anomalía o alteración del desarrollo óseo o dental, por ejemplo, si los huesos crecimiento maxilares o los dientes necesitan ayuda para enderezar su posición, por falta de espacio entre los dientes, o por un diente poco desarrollado.

¿Cómo formar hábitos de salud bucal en los más pequeños?

No importa lo que pase con los dientes de leche porque son temporales. Esta idea es un grave error, porque el cuidado de estos dientes va a determinar el futuro de la salud dental de su hijo/a de por vida. Tanto es así que cuando aún no tienen dientes se recomienda empezar con suaves masajes en las encías y en cuanto salga el primero, puede utilizar un cepillo suave.

En adelante, tan pronto como pueda usar un cepillo dental, comparta el hábito de la higiene bucal. ¡Aproveche que a los niños les encanta imitar a los padres! Cepíllese los dientes con ellos para que vean cómo hay que hacerlo y darle el ejemplo. Muestre la importancia de una higiene diaria para establecer buenas costumbres.

Para que relacione esta actividad con el juego, cómprele un cepillo suave con la figura de su personaje infantil favorito y utilice pastas dentales de buena calidad con colores y sabores que le gusten. Y conforme vayan creciendo, explique los beneficios de tener una dentadura linda y sana.