Vivir con diabetes: qué es y cómo se controla

Vivir con diabetes y con todos sus proyectos de vida es posible. Simplemente hay que saber qué hacer para prevenir, retrasar e identificar los síntomas.
author
BY Martín Fadol
12.05.19
Diabetes - qué es y cómo se controla

Vivir con diabetes y con todos sus proyectos de vida es posible. Simplemente hay que saber qué hacer para prevenir, retrasar e identificar los síntomas de esta condición. A continuación aprenda más sobre cómo la diabetes no es una enfermedad, sino una condición, con la cual es posible vivir plenamente y tener buena calidad vida.

Nota: Si usted piensa que tiene diabetes o que está en riesgo de padecerla, no dude en consultar a su médico de cabecera inmediatamente --con una gotita de sangre usted o alguno/a de sus hijos/as puede saber si es diabético/a.

¿Qué es la diabetes?

Saber de qué se trata la diabetes puede ser de mucha utilidad para usted o para algún ser querido. La diabetes es una condición crónica que afecta la habilidad del cuerpo para aprovechar el azúcar en el organismo. Esta condición provoca hiperglucemia (altos niveles de azúcar en la sangre) de manera crónica y produce efectos negativos tanto en el organismo como en el nivel de calidad de vida.

Lo que debe saber: Muchas personas viven sin información y sin educación de diabetes, a pesar de que podrían modificar los factores de riesgo y adquirir los hábitos adecuados para controlarlo.

¿Quién puede desarrollar algún tipo de diabetes?

La OMS sostiene que no se puede confirmar con el conocimiento que actualmente se tiene, las razones por las cuales aparece la diabetes tipo 1.

El riesgo de contraer diabetes tipo 2 es diferente. Esta condición se debe a factores de riesgo modificables, tratables y en algunos casos se puede remitir. Está íntimamente relacionada con el sobrepeso, la mala nutrición y la poca actividad física.

Se ha demostrado que son más propensas a la diabetes tipo 2 personas de origen hispano, nativos americanos y afroamericanos. También corre riesgo si tiene familiares con diabetes tipo 2, si sufre presión arterial alta, alteraciones en el metabolismo de las grasas o si durante el embarazo le diagnosticaron diabetes gestacional.

Lo que debe saber: La diabetes 2 se puede prevenir si se cuida el peso, la nutrición y la actividad física.

¿Sabía que? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud, aproximadamente 62 millones de personas en las Américas viven con diabetes.

¿Qué tipos de diabetes hay?

Diabetes tipo 1

En la diabetes mellitus o tipo 1, la producción y la acción de la insulina es nula. Entonces, para convertir la glucosa en una forma útil de energía para las células, y para que estas alimenten el cerebro y los músculos, tiene que ser inyectada.

Diabetes tipo 2

En la diabetes tipo 2, que se veía mayoritariamente en personas adultas pero recientemente también se observa en niños, existe determinada producción de insulina, pero no la necesaria, debido a un defecto progresivo en la producción de insulina o a la resistencia a la insulina (no hace efecto).

Quien vive con diabetes tipo 2 puede seguir tratamientos de régimen y pastillas o sólo de régimen, sin la necesidad de tomar medicamentos. La diabetes tipo 2 representa aproximadamente del 85% al 90% de todos los casos de diabetes y se debe a una serie de factores de riesgo modificables relacionados con la mala nutrición, el sobrepeso y la falta de actividad física.

Diabetes gestacional

Existe otro tipo conocido como diabetes gestacional. Las embarazadas pueden vivir un periodo corto de diabetes por la necesidad que les exige el organismo de alimentarse con mayor abundancia y al mismo tiempo, de adoptar un inevitable ritmo de vida sedentario por la limitación física que implica el crecimiento del vientre.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Hombre con los síntomas de la diabetes

Vivir con diabetes puede tener consecuencias porque tiene una aparición silenciosa en nuestro organismo. La hiperglucemia indica que el nivel de glucosa en la sangre es superior al normal, mientras que la hipoglucemia indica que el nivel de glucosa en la sangre es inferior al normal.

Los signos y síntomas más frecuentes de la diabetes no controlada, son los de la hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre). Estos incluyen:

  • sed excesiva;
  • la necesidad de orinar constantemente;
  • hambre abnormal;
  • pérdida de peso;
  • visión borrosa;
  • fatiga o cansancio (incluso después de haber dormido);
  • irritabilidad y mal humor;
  • susceptibilidad a padecer infecciones;
  • problemas de cicatrización.

La hiperglucemia puede ser la causa de llevar un control muy malo o de no tenerlo --quizás porque la persona no sabe que tiene diabetes. Los niveles de azúcar altos pueden provocar un estado severo de pérdida de conciencia conocido como coma diabético.

En el caso de la hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre) los síntomas producen:

  • palpitaciones;
  • sudoración;
  • dilatación de pupilas;
  • confusión mental;
  • sueño;
  • debilidad;
  • pérdida de control de la facultad del habla;
  • crisis hipoglucémica y daño cerebral (en el peor de los casos).

Estos síntomas los provoca la falta de azúcar, o una dosis de insulina alta, en relación con la cantidad de carbohidratos y la actividad física. Todo esto se debe a que no llega al cerebro la cantidad mínima necesaria de glucosa.

¿Qué complicaciones pueden surgir si no se controla la diabetes?

El mal control de la diabetes puede ocasionar daños al funcionamiento de varios órganos del cuerpo, como por ejemplo:

  • los ojos;
  • los riñones;
  • el corazón;
  • los vasos sanguíneos;
  • los nervios.

Si la diabetes no se controla, las personas afectadas pueden sufrir ceguera, problemas de los riñones y del corazón, amputación de miembros, daño cerebral e incluso la muerte.

¿Qué tratamiento hay para la diabetes?

La hiperglucemia se controla con insulina o hipoglucemiantes, alimentación y ejercicio.

Las personas con diabetes tipo 1 necesitan inyecciones diarias de insulina durante toda su vida para sobrevivir. Las personas con diabetes tipo 2 con frecuencia necesitan hipoglucemiantes y en ocasiones también insulina.

Vivir con diabetes

Como vivir con diabetes

El tratamiento de la diabetes consiste en mantener controlados y estables los niveles de azúcar en la sangre, para prevenir el desarrollo de complicaciones. Estudios recientes han demostrado que esto es posible si se lleva un estilo de vida diferente, un estilo de vida enfocado a mantener la diabetes controlada.

Si usted vive con diabetes se recomienda:

  • Monitorear de su azúcar antes de cada comida.
  • Aprender a contar los carbohidratos que consume para saber la cantidad de insulina y/o ejercicio que necesita.
  • Acudir a consultas regulares con médicos en educación en diabetes, nutriólogo y endocrinólogo.
  • Realizarse estudios de laboratorio una vez al año.

Para ello debe llevar una dieta equilibrada y ajustada día a día junto con un glucómetro, el cual es indispensable para no adivinar nada: ni cuánto debe inyectarse, ni cuánto comer, realizar actividad física de manera regular y evitar abusar del tabaco.

Vivir con diabetes es una responsabilidad que exige compromiso con su salud si quiere evitar la degeneración de su organismo por falta de control. Fuerza de voluntad y aceptar que sólo se trata de adaptarse a una condición, que si no se pasa por alto, no le impide realizar ninguna proeza en la vida.

Si fuera necesario para usted recibir ayuda para la compra de medicamentos ¡usted no está sólo! SABEResPODER, pone al servicio de todos los miembros de nuestra comunidad farmaSEP, con el cual usted puede obtener descuentos en medicamentos en más de 60,000 farmacias en los EE.UU.

¿Tiene alguna pregunta o comentario? 


Háganoslo saber y recuerde: #SABEResPODER