¡No está solo! Guía para enfrentar una posible redada

Para ayudarle a enfrentar la posibilidad de ser detenido en una redada, hemos preparado una serie de recomendaciones con las que podrá guiarse.
author
BY Helder Ariel
12.23.19
Guía para enfrentar una posible redada - ICE detienen a un hombre

Migrar a los Estados Unidos suele ser un proceso difícil pero con importantes gratificaciones para quienes lo hacen. Se les abre una oportunidad para crecer personal y económicamente, y así brindarle a su familia, tanto fuera como dentro de la unión americana, un mejor futuro.

Sin embargo, la posibilidad de ser detenido en una redada y enfrentar un proceso de deportación, puede estar latente. Es por eso es importante que usted esté enterado de qué es lo que debe hacer si la ICE (U.S. Immigration and Customs Enforcement) intenta detenerlo.

Para ayudarle a enfrentar este posible escenario, el equipo de SABEResPODER hemos preparado una serie de recomendaciones con las que podrá guiarse.

Usted tiene derechos

Es importante que esté consciente de que todas las personas que viven en Estados Unidos están protegidas por la Constitución y sus leyes, independientemente de su estatus migratorio. Por eso, es importante recordar que en caso de que le toque estar en una redada --ya sea en su colonia, en su sitio de trabajo o en la calle-- usted tiene derecho a guardar silencio y pedir un abogado, y los agentes de la policía tienen la obligación de aceptar esos derechos.

Afortunadamente existen organizaciones pro migrantes, como la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su siglas en inglés), que pueden ayudarle a conseguir un abogado con licencia que pueda representarlo. 

Información sobre AILA y sus servicios

No abra la puerta

Si los agentes de ICE llegan a su casa usted no tiene que abrir la puerta, a menos que tengan una orden judicial firmada por un juez. Pida que le pasen la orden por debajo de la puerta o que la muestren por una ventana donde usted la pueda ver claramente. Si su nombre y dirección no están escritos correctamente, o la orden no está firmada por un juez, los agentes no pueden entrar a su casa. ¡No abra la puerta!

Guarde silencio

Recuerde que tiene derecho a guardar silencio. Si usted decide ejercer este derecho, dígaselo a los agentes en voz alta y manténgase firme en su decisión. Usted no tiene que responder sus preguntas, firmar ningún documento que le proporcionen, ni mostrarles documentos personales hasta que tenga acceso a un abogado de su confianza.

Consiga un abogado

Abogado para enfrentar una redada

Si usted ya tiene un abogado, tiene derecho a hablar con él. Si no conoce ninguno, tiene derecho a pedir a los agentes que le consigan uno de su confianza a través de alguna organización pro migrantes, como AILA. De ser necesario, usted también tiene derecho a hablar al consulado de su país de origen, donde deberán asistirlo para que pueda tener acceso a un abogado.

¿Qué hacer si lo detienen en otro lugar?

También se están dando con mayor frecuencia las redadas en sitios de trabajo o lugares muy concurridos. Si esto le llega a suceder, mantenga la calma y no huya. Si los agentes piden que se dividan las personas según su estatus migratorio, usted no tiene que moverse, o puede moverse hacia un área que no hayan designado para un grupo en específico. Si los agentes quieren interrogarlo, recuerde que también ahí puede hacer uso de su derecho a guardar silencio, a no firmar documentos que le proporcionen y a negarse a presentar documentos de identidad que indiquen su país de origen, hasta que pueda tener acceso a su abogado de confianza.

¿Qué hacer si lo llevan a la oficina del ICE?

Lo más probable es que si usted es llevado a la oficina del ICE, los agentes se tarden más de cinco horas en el proceso del papeleo y en encontrar espacio en un centro de detención. Pida a su abogado que, mientras usted espera a que se le procese, que presente una moción para reabrir su caso de deportación. Esto hará que usted gane tiempo y retrase su posible expulsión del país.

¿Qué pasa si es deportado?

Si se agotan todas sus alternativas legales, el ICE empezará su proceso de deportación de Estados Unidos. Su expulsión física del país dependerá de la ciudad en la que se encuentra y del país al que se le enviará, ya que puede llevar un poco de tiempo conseguir los documentos requeridos para su viaje a su país de origen. Por lo regular es un proceso que dura de tres a seis meses.

Es importante que usted sepa que, una vez que fue deportado, existe la posibilidad de solicitar la readmisión a los EE.UU. y así volver a estar junto a sus seres queridos.

Comparta esta información

Deseamos que nunca tenga que enfrentar una redada de ICE y un proceso de deportación, pero es importante tenga en cuenta la posibilidad de que eso suceda. Por eso lo exhortamos a que hable sobre esto con sus familiares, amigos y vecinos, y le enseñe cuáles son sus derechos. Es importante que se organicen para saber cómo actuar ante las redadas. Infórmense y actúen para continuar el sueño americano.

Y recuerde: ¡No está solo!